1 año ya…

Paso un año y seis días, desde mi primera entrada en este blog ha sido una experiencia muy divertida y singular. Desnude una parte de mi, conté pedazo o fragmentos de lo divertida, triste y rara que es mi peculiar vida. El sueño de publicar algo esta tocado algo dañado, creo he perdido un poco el don de mirar los pequeños detalles de aprecias los cortos regalos de la vida que algunos llaman “felicidad”.

He leídos mis primeras entradas he reído, pensado y he pensado aún más, en que momento empecé a perderme un poco en la vida, en que momento dejé de hacer esto que era lo que más llenaba.

Ahora es cuando miro atrás y veo todo lo que ha pasado en este año, hago un reconteo de las cosas buenas, malas, sumo y resto el resultado es equivalente y normal, supongo, nunca me he considerado una persona feliz siempre dije serlo pero moderadamente, no me gustan muchos los momentos de felicidad, porque siempre he pensado que es prestada así que mientras menos le deba a la vida, será mejor.

Hoy antes de volver a clase me he parado y pensado en las entradas, en la a personas que me leen que son pocas pero sin duda agradezco cada una, los comentarios que me hacen sentir que alguien me toma atención y todo eso. Hoy solo queda la promesa de seguir escribiendo de entregar la vida a cada historia aumentando circunstancias fantasiosas, triste y extrañas, volver al ruedo una vez más, volver a mirar un poco y aprender más de la vida, hoy solo quiero respirar y mirar la vida pasar, escuchar el ruido de los autos, ver la la gente pasar, sentarme en un parque a fumar un porrito y mirar a las palomas comer el pan que las gente les tira, y no esconder mis insensatez, un salud por todo, pero especialmente por la vida porque a pesar de toda la mierds es bella, triste, y sobre todo interesante.

Hoy quedan fragmentos de memoria que se pegan como la piel curando heridas, se pegan los fragmentos en mi memoria y recuerdo porque empecé a escribir y porque lo sigo intentando, no por ser conocido, solo por contar una historia.

Publicado por Lukas

una vida como cualquiera

Participa en la conversación

1 comentario

  1. Pues nada, compañero de letras… Ánimo para seguir. A veces uno se encuentra seco de ideas, y cuesta arrancar, pero te deseo que puedas continunar y profundizar en vivencias intensas, que no hace falta te hagan feliz. Bueno, solamente un poco feliz y no mucho rato para no acostumbrarte a lo bueno.
    Saludos.
    ernesto

    Me gusta

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu página web en WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: